202-465-4798

©2017 by Science Naturally. Proudly created with Wix.com

Kyle y su amigo Antonio habían estado viendo las olimpiadas de verano el día anterior. Sus eventos favoritos eran los de pista y campo. Kyle era el corredor más rápido de la escuela en distancias cortas, mientras que a Antonio le gustaba correr distancias más largas. 

En este día estaban en el estadio de fútbol americano del colegio, entrenando para la temporada otoñal de eventos en pista. Antonio hizo su calentamiento corriendo unas cuantas vueltas alrededor del campo, mientras que Kyle se estiró y corrió algunas carreras cortas. 

Kyle le dio su cronómetro a Antonio y le pidió que le tomara el tiempo que le tomaba hacer una carrera de un portería a la otra. Antonio registró un tiempo de 15 segundos exactos. 

—¡Medalla de oro olímpica, allá voy! —gritó Kyle. 

—¿Cómo concluyes eso? —preguntó Antonio. 

—¿Recuerdas cuando veíamos a los corredores ayer? El ganador de la carrera de 100 metros obtuvo un tiempo justo por debajo de los 10 segundos. Todo lo que tengo que hacer es correr 1/3 más rápido. 5 segundos es 1/3 de 15 segundos, y si logro reducir esos 5 segundos, estaré más o menos en diez segundos. Hay unas olimpiadas cada cuatro años. Apuesto a que en 8 años correré 1/3 más rápido que ahora. 

—Espero que sí ganes la medalla olímpica de oro algún día —le dijo Antonio—. Pero no tendrás que correr 1/3 más rápido. 

—¡Excelente! —exclamó Kyle. 

—En realidad no —dijo Antonio. 

—¿A qué te refieres? —preguntó Kyle.