202-465-4798

©2017 by Science Naturally. Proudly created with Wix.com

Reese estaba ayudando a su padre a limpiar las hijas y ramas que se habían caído durante el invierno. Era hora de preparar el patio y el jardín para la primavera. Luego irían a la jardinería, pero primero tenían que verificar qué cosas necesitarían.

Al lado de la casa donde vaciaba el desagüe del techo, se dieron cuenta de que la grama se había muerto, dejando la tierra expuesta. 

—Vamos a tener un problema de erosión este verano si no hacemos algo acerca de esto —dijo el padre—. La mayoría de la lluvia que recibimos viene de las grandes tormentas eléctricas, y al agua baja tan rápido que se llevará la tierra si la grama no está lo suficientemente fuerte. Lo peor de todo es que, con la excepción de esas grandes tormentas, muchos años son tan secos que tenemos restricciones sobre el uso del agua. 

Al lado del jardín había un grifo y una manguera, pero Reese recordó que al año anterior habían prohibido regar las plantas y los jardines. Sus plantas no habían producio muchos vegetales. 

—Tal vez podemos resolver ambos problemas a la vez —dijo ella, mientras caminaban del talud hacia el jardín. 

—¿Quieres decir que deberíamos extender el desagüe hasta el jardín? Las tormentas se llevarían la tierra del jardín. ¿No empeoraría eso las cosas? —preguntó su padre. 

—No, tengo una mejor idea —dijo Reese. 

—¿Qué es?