Bilingual Math Cover.png
Lawn Mower

—Papá, realmente necesitamos una nueva podadora de césped —dijo Murphy.

 

De todas las personas, Murphy es quien más sabría al respecto. Desde que había cumplido los doce años, le correspondía podar el césped todos los sábados por la mañana. La norma familiar era que los quehaceres se tenían que completar antes de cualquier diversión.

 

 

Murphy lo había hecho tantas veces, que sabía el número exacto de veces que tenía que ir y venir por el jardín: 20 veces en cada dirección.

 

 

El padre le echó un vistazo a la podadora. Era difícil de encender y cortaba el pasto a alturas desiguales, dejando partes del césped desnivelado.

 

 

—Tienes razón. Vayamos a la tienda a ver qué opciones hay —dijo.

 

En la tienda, el padre de Murphy señaló una podadora y dijo:

 

 

—Este es el modelo más reciente de la podadora que tenemos, con la misma navaja de 60 centímetros de ancho —dijo—. Y aquí hay una con una navaja de 75 centímetros.

 

 

El hermano menor de Murphy, Hugh, que los había acompañado a la tienda, agregó:

 

 

—Aquí hay una con una cuchilla de 60 centímetros, pero es de las que tritura el césped como abono. Dice que la navaja gira un 20% más rápido.

 

 

—Creo que deberíamos comprar la que me permita terminar el patio en tan solo 4/5 del tiempo que me toma hacerlo ahora —dijo Murphy.

 

 

—¿Cuál es esa? —preguntó Hugh.